La sexualidad es una de las áreas más importantes de nuestra vida.

Además, también es una de las áreas que más se ve afectada ante cualquier problema de la vida diaria. Problemas psicológicos, emocionales o físicos van a alterar nuestra sexualidad. Ésto no sólo va a afectar a la persona, sino también a la pareja.

Hablar de un problema sexual puede ser difícil. Las personas tienden a sentirse avergonzadas ante esta parte de su vida, culpables, frustradas y ansiosas. Por suerte, la terapia sexual puede ayudar ante este tipo de situaciones, el sufrimiento que causan y conseguir una solución.

Problemas más comunes
  • Falta de deseo sexual
  • Miedo o aversión al sexo
  • Desinterés sexual
  • Dificultad para conseguir o mantener una erección
  • Problemas de excitación/lubricación
  • Eyaculación precoz o retardada
  • Anorgasmia
  • Relaciones sexuales dolorosas o incapacidad para mantener penetración: vaginismo y dispareunia
  • Falta de habilidades sexuales
  • Adicción al sexo
  • Parafilias
También relacionados con la sexualidad

Problemas relacionados con la orientación sexual

Ya sean ocasionados por el entorno o estructura social, o la falta de aceptación propia

Problemas relacionados con la identidad sexual

El proceso para el cambio de sexo es muy dura y, a veces, incluso exasperante. Contar con un apoyo a lo largo del camino puede conseguir una mejor gestión emocional, así como, herramientas para comunicar nuestra decisión al entorno, superar barreras y malestar y obtener una mayor estabilidad emocional

Juntos podemos conseguirlo

¿Listo para dar el primer paso?

Cuéntame tu historia